La Fundación DPT ante la 2da vuelta presidencial del 19 de diciembre

DECLARACIÓN

Como trabajadoras y trabajadores de la DPT, somos conscientes de la amenaza que significa el avance de la ultraderecha pinochetista y la candidatura de J.A. Kast en estas elecciones, lo que podría significar un enorme retroceso en las conquistas de los derechos laborales y el peligro de que las organizaciones sindicales y sus dirigencias sean objeto de persecución política por parte del gobierno.

Es por ello que hacemos un llamado a votar por Gabriel Boric, candidato de Apruebo Dignidad, en esta 2da vuelta, pues identificamos en su programa de gobierno el reconocimiento de los derechos colectivos de las y los trabajadores. A eso se suma, respecto del ámbito del trabajo individual, que el programa de Boric busca promover algo que, a estas alturas, debiera ser un mínimo democrático de cualquier sociedad: la consagración del trabajo decente. La promoción del trabajo decente, lo que es una obligación del Estado Chileno como miembro de la OIT, es un eje transversal del programa de Boric, mientras que en el programa de Kast ni siquiera es nombrado. 

El programa de Apruebo Dignidad, aún cuando no es perfecto desde una perspectiva laboral, avanza en el sentido correcto al otorgarle al trabajo un valor central en la configuración social,brindando los derechos colectivos e individuales para que dicha valorización ocurra, lo que creemos puede permitirnos avanzar en mayores grados de dignidad.

Otra cuestión fundamental, a nuestro juicio, es la perspectiva de género que recorre de manera transversal su programa, incorporando propuestas directamente destinadas acombatir la discriminación patriarcal histórica hacia las mujeres, buscando resolver problemas que se dan al interior del trabajo productivo, como las brechas salariales, la discriminación, el acoso, y por último, reconociendo también en el ámbito reproductivo las labores de cuidado y la necesidad de su distribución.

Con todo, nuestra Fundación tiene la convicción de que el avance en los temas ya señalados, dependerá siempre principalmente de las luchas y movilizaciones que provengan desde el mundo social y sindical. Creemos que serán estos los espacios que lograrán reivindicarla centralidad del trabajo en la sociedad, actualmente negado por nuestro sistema de relaciones laborales..Como se mostró en la revuelta y durante la pandemia, nuestro sistema no protege a sus trabajadores y trabajadoras, menos aún distribuye la riqueza que genera, ni les entrega poder. Por el contrario, garantiza una mano de obra barata y un mercado del trabajo favorable a los empresarios y sus ganancias, todo lo cual nos toca combatir en las calles y en nuestros trabajos, con organización.

Estamos y estaremos siempre del lado de nuestra clase, por lo que reafirmamos nuestro compromiso de defender en todas las instancias los derechos y luchas de las y los trabajadores, inclusive en estas elecciones.

La DPT con la clase trabajadora: ¡Hasta que la dignidad se haga costumbre!

Leave a Reply